La alimentación durante un tratamiento de ortodoncia

bite-off-383328_640
Uno de los aspectos sobre el que los especialistas hacen énfasis al momento de aplicar un tratamiento de ortodoncia, es el cuidado que el paciente debe tener para lograr obtener los resultados que espera, donde la alimentación juega un rol primordial. Así que desde nuestra clínica de ortodoncia capital federal, repasaremos cuáles son los factores más importantes sobre la alimentación durante un tratamiento de este tipo.

Alimentos a evitar

En general, se recomienda no consumir alimentos muy duros o pegajosos, ya que la tensión provocada al morder no sólo puede provocar dolor, sino también que los brackets se desprendan, lo que retarda el tratamiento e implica invertir más dinero en ortopedia dental.

Los alimentos deben masticarse con cuidado, tratando de utilizar los dientes molares o posteriores. En el caso de las frutas como las manzanas, lo ideal es cortarlas y comerlas en pequeños trozos, al igual que algunos vegetales crudos como las zanahorias. Del mismo modo, no se recomienda comer alimentos crocantes, cereales enteros, galletas, semillas, etc.

¿Qué se debe comer?

El hecho de que se prohíba comer alimentos duros, no implica que los alimentos blandos no puedan provocar la caída de alguno de los aparatos ortodoncia, de allí que sea imprescindible comer siempre con cuidado, y cortando los alimentos en trozos pequeños.

Se recomienda comer alimentos de alto valor nutricional, como los lácteos, que son ricos en calcio, potasio y otros minerales y por supuesto, aquellos productos que sean ricos en proteínas. Se debe procurar comer alimentos con una consistencia media, es decir, que no sean demasiado duros, pero tampoco demasiado blandos o pastosos.

Higiene

Aunque no tiene que ver directamente con la nutrición, debemos hacer énfasis en que para lograr una buena estética dental, hay que mantener la higiene bucal e incluso desarrollar prácticas que anteriormente no se realizaban, como por ejemplo el uso del cepillo interdental, o el cepillado cada vez que consumamos algún alimento. Esto es importante para mantener los brackets en buen estado, y a la vez para prevenir la aparición de enfermedades periodontales, ya que durante el proceso de ortodoncia con aparatos dentales, los dientes son más propensos al deterioro del esmalte.