¿Es dañino el enjuague bucal con alcohol?

Enjuague-Bucal-

El enjuague bucal es una de las principales técnicas para cuidar nuestra higiene bucal, que junto con el cepillado y el hilo dental, conforman un triángulo clave de cuidado cotidiano de nuestra boca y de nuestras piezas dentales durante toda nuestra vida, aun cuando estemos en medio de un proceso de ortodoncia argentina con aparatos fijos o removibles.

Ante los beneficios notables del enjuague bucal, su uso se ha incrementado considerablemente en las últimas décadas, propiciando que se generara un amplio mercado, que ofrece a las personas infinitas fórmulas para ser aplicadas en nuestra boca. Esto explica el hecho de que existan enjuagues con alcohol, con flúor, blanqueadores, con fórmulas específicas para el mal aliento, etc.

Paralelamente a ello, se han expandido algunos mitos sobre los efectos secundarios que producen estos productos, y al mismo tiempo se han observado algunos resultados negativos en ciertas fórmulas, especialmente las que contienen alcohol.

Esto nos lleva a señalar que el exceso de alcohol en los enjuagues bucales pueden tener un efecto negativo para nuestra salud bucal, de modo que debemos asegurarnos de que el enjuague que elijamos no tenga una alta concentración de alcohol. No obstante, esto es un poco relativo porque a algunas personas no les causa ningún daño. En todo caso, haremos un repaso por los principales efectos secundarios que pueden causar estas fórmulas.

Efectos secundarios

De acuerdo a la experiencia de los odontólogos y los ortodoncistas, que han escuchado las quejas de sus pacientes, se identifican al menos tres efectos secundarios de los enjuagues bucales con alcohol: en primer lugar, una sensación de ardor en la boca, que sobrepasa los límites normales.

Luego, puede observarse cierto nivel de irritación, ya que el alcohol afecta directamente a la mucosa bucal, y finalmente, pueden llegar a generar resequedad en la boca, de modo que esta no puede autolimpiarse a través de la salivación, causando alguna de las enfermedades periodontales.

Con esto no queremos decir que los enjuagues bucales son nocivos para nuestra boca, sino que debemos tener especial cuidado al emplear fórmulas con alcohol, dando prioridad a los que tengan menos de un 10% de este ingrediente. Recuerda que con un tratamiento de ortodoncia, los cuidados de nuestra boca deben incrementarse.