El cepillado durante el tratamiento de ortodoncia

cepillo-dental

Muchos se preguntan sobre cómo debe ser el cepillado durante la ejecución de un tratamiento de ortodoncia. Aunque ciertamente, algunos tipos de brackets dificultan esta tarea, es necesario que sepamos que durante la ortodoncia, es cuando más nuestros dientes necesitan ser cuidados, precisamente porque se están exponiendo a una serie de condiciones, que podrían generar signos de mala higiene, e incluso enfermedades de encías y otras complicaciones, que entorpecerían el buen desarrollo del proceso.

Técnica del cepillado

La técnica del cepillado es la misma que se utiliza para la higiene bucal en general, cuando no estamos bajo ningún tratamiento de ortodoncia, es decir, de forma circular de izquierda a derecha y de derecha a izquierda. Si utilizamos brackets metálicos, brackets de porcelana u otro tipo de aparatos dentales, entonces debemos procurar limpiar los brackets, moviendo el cepillo de forma horizontal tanto en la parte superior, como en la parte inferior, para retirar los restos de alimentos.

Frecuencia

Este es una de las características que más cambia respecto al cepillado tradicional. Cuando estamos ante un tratamiento de ortopedia dental, la frecuencia de cepillado deberá ser durante los cinco minutos después de cada comida, para evitar la aparición de manchas y el deterioro de los aparatos dentales.

Si la persona no puede realizar el cepillado en el momento, al menos deberá enjuagarse con abundante agua para retirar los restos de alimentos. En todo caso, lo ideal siempre es tener a mano el cepillo y demás utensilios para la higiene bucal de forma cotidiana, cuando estemos fuera de casa.

Características del cepillo

En cuanto a las características del cepillo, es importante que las celdas no sean demasiado duras, porque esto no solo puede romper las encías, sino también hacer que los brackets se desprendan. Es preferible optar por cepillos de celdas suaves, que si bien no serán demasiado débiles como para limpiar la suciedad de los dientes, tampoco serán muy rústicos.

Si la persona desea cuidar mucho más sus aparatos dentales, puede optar por el cepillo de ortodoncia en forma de V, que está diseñado para limpiar los dientes y los brackets al mismo tiempo.

Cepillo interdental

Se trata de otro utensilio para nuestra higiene bucal durante el proceso de ortodoncia para adultos o niños, y está diseñado para llegar a las zonas de difícil acceso entre los dientes, donde también se almacenan partículas de alimentos. La persona debe ir limpiando diente por diente, por lo que puede ser un poco tedioso el proceso. Su técnica consiste en introducir el cepillo detrás del arco del alambre, y cepillar de abajo hacia arriba.

Hilo dental

Algunas personas consideran que no es posible utilizar el hilo dental, debido a que puede enredarse con los brackets y perjudicar el tratamiento, sin embargo, los especialistas explican que si se cuentan con los utensilios suficientes y la paciencia necesaria, se puede implementar el hilo dental tranquilamente.

Para usar el hilo dental, se necesita un enhebrador que sujete la punta del hilo, una vez que este ingrese por debajo del arco del alambre. Se recomienda utilizarlo al menos una vez al día.