Conoce la Ortodoncia Sin Brackets – KeepSmiling

El avance tecnológico ha propiciado la aparición y desarrollo de nuevas técnicas para desarrollar un tratamiento de ortodoncia. Así, la ortodoncia sin brakets u ortodoncia invisible, como también se le conoce, es una nueva forma de corregir la posición de los dientes, aprovechando una variedad de ventajas, que conoceremos a continuación.

ortodoncia-

¿Qué es KeepSmiling?

Se trata de una técnica de ortodoncia, que representa una alternativa a la ortodoncia dental convencional, ya que no utiliza los brackets tradicionales. Está diseñada para aquellas personas que nunca hubieran optado por un tratamiento convencional con brackets, pero sí están dispuestas a corregir la posición de sus dientes, utilizando este sistema desarrollado con tecnología 3D.

Es una modalidad de tratamiento en desarrollo, pero ya ha ganado millones de seguidores a nivel mundial, y se ha hecho un espacio importante en la ortodoncia argentina. Su funcionamiento garantiza resultados igual de eficaces que los demás tipos de tratamiento, incluso en menos tiempo y con un nivel de estética dental muy alto.

¿Cómo funciona?

Una vez que se realiza la revisión con el especialista y se hace el diagnóstico correspondiente, el ortodoncista presenta al paciente las diversas opciones que tiene para mejorar y corregir la posición de sus dientes.

Primeramente el ortodoncista toma una réplica de la boca del paciente mediante una impresión, la cual es enviada a KeepSmiling. Este último efectuará un escaneo de esas impresiones con equipamiento de alta tecnología y, posteriormente, alaborará una serie de placas alineadoras, removibles, y transparentes de acuerdo a las tomas digitales realizadas a los dientes del paciente, con la tecnología 3D.

El tratamiento KeepSmiling implica la utilización de una serie de placas alineadoras que colocan por lapsos de tiempo determinados por el ortodoncista, así, puede planificarse el tratamiento en diferentes fases. Cada alineador modificará la posición de los dientes hasta un determinado punto, y para hacer que los dientes continúen moviendose, se coloca un nuevo alineador, y así se hará de forma sucesiva, hasta llegar a la meta final establecida entre el paciente y el odontólogo ortodoncista.

En el diagnóstico se determina el número de alineadores a utilizar, y el tiempo que durará el uso de cada uno. En general, se estima que en tres semanas ya puede verse el movimiento generado por un alineador, por lo que convendría utilizar el siguiente, pero esto dependerá de los factores específicos de cada caso.

Ventajas

La ortodoncia invisible implica una importante cantidad de ventajas, entre ellas, que puede ser implementada en personas de cualquier edad y brinda la posibilidad de limpiar sus dientes de forma convencional, reduciendo el peligro de sufrir enfermedades dentales causadas por una higiene incorrecta, ya que los alineadores pueden retirarse durante algunas horas del día.

En segundo lugar, pero no menos importante, este tratamiento ofrece el nivel de estética dental más alto a nivel de ortodoncia, ya que los alineadores son transparentes y no se adhieren a los dientes de forma permanente.

También, se evitan las heridas en las encías y demás daños causados en el interior de la boca, que son comunes a otros tipos de ortodoncia, como los brackets metálicos. Al mismo tiempo, una ventaja novedosa, es que por primera vez el paciente puede tener un alto grado de noción sobre cuál será el resultado final, en función de las diferentes fases que comporta el tratamiento.

Desventajas

En algunos casos, los pacientes experimentan cierta incomodidad inicial, pero ésta rápidamente se revierte. Respecto al precio, este puede resultar un poco más elevado que el resto de los tratamientos de ortodoncia, ya que se trata de un proceso en pleno desarrollo, que utiliza tecnología de primera para llevarse a cabo.