Causas comunes del mal aliento

mal-aliento

Todos en alguna hemos sufrido de mal aliento, ya sea que hayamos consumido un alimento muy fuerte, tengamos problemas de higiene dental o problemas digestivos, el mal aliento es un fenómeno desagradable que puede llevarnos a ser inseguros como persona y a tener dificultades en nuestra vida cotidiana. De modo que si estás pensando en combatirlo, es importante que primero conozcas algunas de sus causas más comunes, que presentaremos a continuación.

Lo primero que debes tener en cuenta, es que tener mal aliento no es una enfermedad en sí misma, sino que puede ser un síntoma que indica un problema más serio. Esto debemos pensarlo con más atención cuando tomamos algunas medidas básicas, como incrementar los niveles de higiene, realizando diferentes tareas de limpieza, y estas no tienen un efecto duradero.

Falta de higiene

De acuerdo a las estadísticas, el 90% de las personas que tienen mal aliento, padecen esta condición debido a la falta de higiene dental, lo que les produce ciertas enfermedades como periodontitis, gingivitis, etc. En caso de que la persona esté realizándose un tratamiento de ortodoncia, el mal aliento es más propenso a aparecer, de modo que deben incrementarse las tareas para la buena higiene bucal.

Problemas digestivos

Los problemas digestivos son otra de las causas comunes del mal aliento. Si luego de cierto tiempo de realizar correctamente los cuidados para una buena salud bucal, sigues teniendo mal aliento, probablemente tu problema se debe a una causa no perteneciente a la boca, sino al sistema digestivo, como la falta de producción de enzimas para digerir ciertos alimentos, o cualquier tipo de anomalía estomacal, por ello lo más recomendable es acudir a un especialista.

Problemas respiratorios

Recuerda que nuestra boca, oídos y nariz están relacionados, de allí que los problemas respiratorios también pueden causar mal aliento. Esto puede notarse por ejemplo, cuando tenemos gripe, debido a la excesiva cantidad de mucosa y bacterias concentradas en nuestra boca, por ello, los problemas respiratorios también podrían ser responsables del mal aliento.

En todo caso, recuerda que sufrir de halitosis, nombre que se asigna también al mal aliento, no es una limitante para optar por un proceso de ortodoncia para adultos, ya que puedes resolver tu problema de maloclusión y buscar una solución para el mal aliento de forma paralela.