¿Cómo funcionan los Aparatos Removibles de Ortopedia?

Los aparatos removibles son una de las modalidades en que se realiza la ortodoncia en Argentina, que están dirigidos a personas de diversas edades, pero con atención especial a los niños, dependiendo del tipo de problemas dentales que presenten. De allí que este tipo de tratamiento de ortodoncia no está disponible para todos los casos. A continuación presentamos cómo funcionan estos aparatos y otros datos básicos que debes conocer.

aparatos-removibles

Funcionamiento

Estos aparatos generalmente pertenecen a la ortodoncia preventiva o interceptiva, y se utilizan para prevenir la utilización de aparatos fijos, o algunos veces para preparar al paciente para su aplicación en el futuro, y evitar el movimiento excesivo de los dientes a una posición incorrecta.

Se puede utilizar de forma parcial, es decir, se colocan durante algunas horas al día y luego se retiran, pero todo dependerá de las indicaciones del ortodoncista y del caso que presente el paciente.




Tipos de aparatos removibles

Los aparatos removibles se agrupan en tres grandes tipos: los aparatos de apoyo dental activo, los aparatos de apoyo dental pasivo, y los aparatos de apoyo dental en los tejidos. Esta clasificación se efectúa de acuerdo al grado de fuerza que ejercen dichos aparatos sobre los dientes y los maxilares, y cómo su distribución influye para modificar la orientación del crecimiento de los dientes y generar el movimiento. Actualmente, los que menos se utilizan son los de apoyo dental activo.

 

Ortopedia con placas activas

Las placas activas son una de las modalidades de tratamientos de ortodoncia, que pertenecen a la categoría de aparatos removibles. A continuación te presentamos los aspectos básicos sobre esta modalidad de la ortodoncia.

placa_activaEstructura

Las placas activas generalmente son una especie de lámina que se fabrica en un material como plástico o acrílico, a fin de que se puede colocar en la mucosa alveolar, es decir en la encía superior, generalmente. El paciente puede colocarlas y retirarlas por sí mismo, de acuerdo al tiempo indicado por el ortodoncista.

Además de las placas, se agregan elementos de retención, que son los ganchos o retenedores que se encargan de mantener este aparatos en la boca, impidiendo que cambien de posición, y los elementos activos, que en la mayoría de los casos son resortes y tornillos, con el objetivo de generar la fuerza necesaria para el movimiento de los dientes.


Ventajas

El hecho de que se puedan retirar es una opción muy provechosa para las personas que temen a los aparatos fijos, aunque este tipo de aparatos no funciona para todos los problemas de ortodoncia que existen. Ciertamente, al ser removibles, son más higiénicos, porque la persona puede realizar el cepillado y tareas de limpieza bucal de una forma más cómoda.

Por otro lado, el uso de estos aparatos no perjudica al diente, de modo que se reduce el riesgo de manchas, fracturas, etc., ya que la fuerza que generan las placas, se aplica sobre puntos estratégicos de la boca, a fin de lograr la estética dental, y evita lesiones en el periodonto (ligamento de inserción del diente al hueso) al ser fuerzas graduales las que se van generando.

Desventajas

Debido a que las placas son aparatos removibles, el paciente generalmente puede llegar a descuidar su uso, de modo que difícilmente se observen grandes cambios. La idea es que la persona que opte por este tratamiento, sea muy disciplinada y se los coloque durante el tiempo indicado. Igualmente, el efecto de este tipo de proceso es para ciertas anomalías a nivel de ortodoncia produciendo mayormente cambios en las estructuras oseas y menos en los dientes, ya que si el grado de desalineación de los dientes es muy grave, se debe implementar un tratamiento con más fuerza como los brackets metálicos o de otro tipo.

Ortopedia funcional

La ortopedia funcional es una parte de la ortodoncia, que se orienta en la mayoría de los casos a los niños. Se conoce también como ortopedia maxilar o dentomaxilar, y pertenece a la categoría de los aparatos removibles, con el objetivo de intervenir en el crecimiento y desarrollo de las piezas dentales y de los maxilares desde temprana edad, para prevenir problemas más graves en el futuro. Su funcionamiento se basa en utilizar las fuerzas musculares como motor para producir cambios en los maxilares y, en consecuencia las piezas dentales, utilizando a nuestro favor las fuerza benéficas y evitar las fuerzas que producen deterioro. Conoce los aspectos básicos sobre ella:

ortopedia funcional

Edad para iniciar

De acuerdo a la recomendación de los especialistas, la edad en la que se puede iniciar la ortopedia funcional, es a partir de los seis años, cuando los dientes definitivos comienzan a salir. Este proceso puede extenderse hasta los nueve o 12 años. Para determinar los parámetros y las condiciones del tratamiento, el ortodoncista debe hacer un diagnóstico basado en modelos, fotos y radiografías, para saber cuál es el tipo y grado de alteración que existe.



Duración

La duración de un tratamiento de ortodoncia con ortopedia funcional, se determinará también en función de las condiciones del paciente. Cuando se utilizan los aparatos removibles para evitar malformaciones o maloclusiones, y el diagnóstico se realiza en la edad ideal, pueden verse resultados rápidamente. Generalmente, el tiempo del tratamiento con esta apartología se puede extender desde los seis meses/un año como mínimo hasta aproximadamente 3 años. La edad límite como para obtener logros con esta modalidad la marca el pico de crecimiento del paciente, pasado éste, los cambios serán escasos o nulos.

Beneficios

La ortopedia funcional hace parte de la ortodoncia preventiva o interceptiva, y permite prevenir problemas más serios durante la adolescencia o la etapa adulta. Generalmente, permite conservar los espacios correspondientes a las piezas dentales hasta que estas salgan por completo, evitan que se desarrolle el hábito de succión del dedo, que genera una malformación en ambos maxilares, también permite realizar un mejor cuidado de los dientes, en los casos de caries, o finalmente preparar al paciente para la colocación de los aparatos fijos.

Es necesario que el paciente cumpla con las indicaciones realizadas por el ortodoncista, ya que de lo contrario el tratamiento no tendrá efecto. Igualmente, debe tener cuidado de retirar los aparatos removibles en momentos específicos, como por ejemplo, al hacer deportes, mantener una buena higiene de la boca y de los aparatos y asistir a la cita medica de acuerdo a lo establecido por el especialista.

5 prácticas para cuidar tus aparatos removibles

aparatosremovibles

Los aparatos removibles son uno de los tratamientos más buscados por los pacientes, sobre todo en las primeras etapas del desarrollo de sus piezas dentales. Sin embargo, para que esta forma de ortopedia dental sea lo suficientemente efectiva, se necesita ser muy disciplinado, no solo en cuanto al uso y colocación de estos aparatos por el tiempo recomendado por el ortodoncista, sino en cuanto a otros aspectos básicos sobre sus cuidados generales, por eso te presentaremos cinco prácticas ideales para conservar tus aparatos reomovibles.

Evita la formación de sarro

Principalmente, debes encargarte de mantener las placas que utilices como aparatos removibles, libres de sarro, esto implica que así como practicas diferentes tareas cotidianas para tu higiene bucal, deberás también limpiar los aparatos diariamente. Si tus aparatos están limpios, tienes menos riesgo de que se deterioren y que tu tratamiento de ortodoncia no funcione.

Guárdalos cuando estén secos

Un error que muchas personas cometen al utilizar aparatos removibles, es que guardan sus placas en la caja correspondiente inmediatamente luego de lavarlas. Esto es negativo porque puede causar la aparición de hongos, así que es preferible esperar que los aparatos estén bien secos, o secarlos con alguna toalla, y luego sí guardarlos.

Utiliza un cepillo especial para limpiarlos

Es común usar el cepillo de dientes para limpiar tanto aparatos como contenciones dentales. No obstante, es preferible usar un cepillo especial para limpiar tus placas, ya que estos se fabrican con un material especial para facilitar las tareas de limpieza, del mismo modo sucede con la pasta o crema que se emplea para cuidar la higiene de tus aparatos removibles.

No manipules el aparato con otras herramientas

Si observas que el aparato está flojo, o tiene algún defecto, no te atrevas a utilizar alicates u otras herramientas para intentar arreglarlo, ya que puede suceder todo lo contrario. Recuerda que tus aparatos son el instrumento para llevar a cabo tu tratamiento de ortodoncia, así que las activaciones sólo las puede realizar el ortodoncista y a tí solo te toca usarlos y cuidarlos.

Consulta al ortodoncista si observas que algo está mal

En caso de que notes que tu placa tiene una falla, lo mejor que debes hacer es acudir al ortodoncista para que este te ayude a repararla, o si es necesario, solicite la fabricación de una placa nueva.