Aspectos básicos sobre la ortodoncia para adultos

woman-509973_640

Contrariamente a la idea de que la ortodoncia es solo para niños, o de la existencia de un límite de edad para la colocación de aparatos dentales en una clínica de ortodoncia argentina, debemos aclarar que un tratamiento de este tipo puede ser implementado también durante la adultez, de manera que siempre habrán posibilidades de mejorar la salud bucal, sin límite de edad. A continuación presentamos los aspectos básicos relacionados con la ortodoncia para adultos.

Tipo de ortodoncia

Los tipos de ortodoncia siempre son los mismos, ahora bien, lo que varía es el tratamiento que se elije, ya que los adultos han pasado por las etapas primarias de aparición de los problemas de mala colocación del diente, maloclusiones y otras causas que implican la ejecución de un proceso de ortodoncia.

En otras palabras, los adultos tienen menos posibilidades de optar por un proceso de ortodoncia preventiva, por ejemplo, porque no están en la edad correspondiente para hacerlo, y ya los problemas se han agravado, de modo que conviene más acudir a la ortodoncia correctiva, para mejorar y solucionar las anomalías que presente el paciente.

Tipo de aparatos

La selección del tipo de aparatos ortodoncia es un poco distinta cuando se trata de los adultos, porque la mayoría de las personas desean que el tratamiento sea lo más discreto posible, mientras que durante la niñez esto no importa tanto socialmente, porque es más común.

De hecho, muchas personas dejan de corregir sus problemas de mandíbula o maloclusión, solo por miedo a juicios sociales negativos, olvidando que actualmente los procesos de ortodoncia invisible se han optimizado, y encontramos diversos aparatos dentales transparentes, o brackets estéticos, que se asemejan mucho al color de los dientes, de manera que el tratamiento será casi imperceptible.

Duración

Este es otro de los aspectos que más se diferencia respecto a la ortodoncia para niños. Cuando nuestros dientes están apenas finalizando su proceso de desarrollo, es decir, cuando los dientes de hueso ya han salido y se ubican en la posición definitiva, el proceso para moverlos y colocarlos en una posición más provechosa toma menos tiempo, mientras que con el pasar de los años, estos se afianzan en la encía y se requiere hacer el tratamiento de ortodoncia durante más tiempo. Un tratamiento para adultos puede extenderse de dos a tres años.