5 prácticas para cuidar tus aparatos removibles

aparatosremovibles

Los aparatos removibles son uno de los tratamientos más buscados por los pacientes, sobre todo en las primeras etapas del desarrollo de sus piezas dentales. Sin embargo, para que esta forma de ortopedia dental sea lo suficientemente efectiva, se necesita ser muy disciplinado, no solo en cuanto al uso y colocación de estos aparatos por el tiempo recomendado por el ortodoncista, sino en cuanto a otros aspectos básicos sobre sus cuidados generales, por eso te presentaremos cinco prácticas ideales para conservar tus aparatos reomovibles.

Evita la formación de sarro

Principalmente, debes encargarte de mantener las placas que utilices como aparatos removibles, libres de sarro, esto implica que así como practicas diferentes tareas cotidianas para tu higiene bucal, deberás también limpiar los aparatos diariamente. Si tus aparatos están limpios, tienes menos riesgo de que se deterioren y que tu tratamiento de ortodoncia no funcione.

Guárdalos cuando estén secos

Un error que muchas personas cometen al utilizar aparatos removibles, es que guardan sus placas en la caja correspondiente inmediatamente luego de lavarlas. Esto es negativo porque puede causar la aparición de hongos, así que es preferible esperar que los aparatos estén bien secos, o secarlos con alguna toalla, y luego sí guardarlos.

Utiliza un cepillo especial para limpiarlos

Es común usar el cepillo de dientes para limpiar tanto aparatos como contenciones dentales. No obstante, es preferible usar un cepillo especial para limpiar tus placas, ya que estos se fabrican con un material especial para facilitar las tareas de limpieza, del mismo modo sucede con la pasta o crema que se emplea para cuidar la higiene de tus aparatos removibles.

No manipules el aparato con otras herramientas

Si observas que el aparato está flojo, o tiene algún defecto, no te atrevas a utilizar alicates u otras herramientas para intentar arreglarlo, ya que puede suceder todo lo contrario. Recuerda que tus aparatos son el instrumento para llevar a cabo tu tratamiento de ortodoncia, así que las activaciones sólo las puede realizar el ortodoncista y a tí solo te toca usarlos y cuidarlos.

Consulta al ortodoncista si observas que algo está mal

En caso de que notes que tu placa tiene una falla, lo mejor que debes hacer es acudir al ortodoncista para que este te ayude a repararla, o si es necesario, solicite la fabricación de una placa nueva.